sábado, 5 de enero de 2008

EL COLOR PÚRPURA

Los obispos salen a la calle. Las parroquias quedan pequeñas para todo lo que tienen que decir. La Iglesia, detenida en el tiempo durante tantos años, se moderniza; como una serpiente, se quita la piel, y rejuvenece con el brillo del odio impregnado en su mensaje. Cansada ya de sermones caducos, emprende la vía de las ideologías más arcaicas y decide enfrentarse al poder porqué, evidentemente, no es de su agrado. Ya no se aclama al Dios Padre, sino a la desesperanza del aborto, al divorcio exprés, a la disolución de la democracia….
Hay que ser catastrofistas, hay que dar miedo, hay que amedrentar, tenemos que cargarnos un gobierno que sólo se interesa por los homosexuales, las personas dependientes, y el resto de “inmundicia” de esta sociedad nuestra.
El Color Púrpura ya no es una película de Spielberg, no. Ahora es el ejercito que se alza con la bandera de la familia, esa que José Luís Rodríguez Zapatero se empeña en dilapidar; esa que pretenden difuminar los socialistas llenándola de maricones con hijos; esa que es cristiana por excelencia; esa que se ensucia de política para sacar partido.
¡Cuánta mierda, señores obispos! ¿no se dan cuenta? ese no es el encargo que les hizo Jesucristo. ¡Por Dios! Con el trabajo que podrían hacer en sus iglesias, con tantas buenas obras que quedan por hacer, con tantos ejemplos por demostrar, con tantos mensajes de paz por contagiar…. Y, ¿A que se dedican? A hacer la calle(Jesús predicaba su Fe). A sembrar odio y desconfianza(Jesús sembraba amor). A vulnerar los espacios de un gobierno que no es de su agrado(Jesús no se preocupaba por el poder, su reino era otro). A rechazar a las personas marginadas (Jesús se acercaba a ellos en primer lugar). A ser ocupas de la política (Jesús ocupaba corazones).
Han equivocado el camino. Si Jesús viviera en nuestro tiempo seria amigo de los homosexuales, no les discriminaría como hacen ustedes; no les consideraría enfermos, como hacen ustedes; No saldría a la calle a gritar como un descosido, haciendo apología política, como hacen ustedes. Si Jesús viviera en nuestro tiempo, ustedes estarían cobrando el paro.
Yo les invito a que, bajo mi humilde opinión, dejen de meterse donde no les llaman, dejen de ser partidistas, dejen en paz a los gays y lesbianas de este país, dejen de enseñar en sus catequesis de confirmación que “masturbarse es malo para la salud”, dejen de obviar actuaciones como la ley de dependencia (que de eso no hablan), dejen de apropiarse del matrimonio e intenten hacer funcionar los suyos, dejen de marear la perdiz y entérense que fuimos a una guerra ilegal contra Irak y que ustedes no se pronunciaron, que hubo un atentado en España en el que nos embarraron a mentiras y ustedes no abrieron la boca, y dejen de achuchar al gobierno con la ley del aborto…firmada en 1985….Cuando no tenían ustedes nada que decir. Y dejen, sobre todo, de avergonzarme como cristiano que soy.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Foro ecuménico de encuentro para cristian@s de cualquier orientación sexual, unid@s contra la homofobia:

http://groups.msn.com/cristianosgays

PAZ Y BIEN

Arbillas dijo...

Yo tambien he leido tus palabras emocionada.

El darme cuenta de que mas personas opinan lo mismo y lo decimos con palabras sencillas, me llena de alegria.

Gracias por tus palabras.

Un abrazo.

Javier Pellicer dijo...

no se puede decir más y mejor... suscribo todos tus puntos, todos. es vergonzoso como esta gente (me refiero a los mandamases, los que pintan algo en la iglesia, no a los curas de pueblo, a los humildes), que debería luchar primordialmente por la unión de las personas, en realidad no hagan más que dividir, enfrentar.
sabes lo que pasa? que historicamente, al menos durante siglos, la iglesia tuvo en sus manos un poder (y las riquezas) demasiado tentador. se rindieron a dicho poder, y ahora (en las últimas décadas), cuando su influencia se desvanece, cuando las masas empiezan a despertar del letargo de la incultura de otras épocas, cuando los hombres y mujeres ya no se dejan dominar, cuando comienzan a tener voluntad (y libertad) para pensar... ahora se dan cuenta de que están en peligro de extinción. y por tanto no les queda ya más que hacerse notar, como sea. ahora quieren tomar parte a base de calumnias y meterle el miedo a la gente, quieren erigirse en políticos pero sin dejar de ser nuestra conciencia (joer, no entiendo qué tienen en contra de la asignatura educación para la ciudadanía, he visto el temario y es que no entiendo que se opongan a algo que trata de enseñar a la gente a comportarse).
como tú dices, están haciendo justo todo aquello que Jesús aborrecía. la realidad, o al menos mi opinión, es que llevan desoyendo lo que Jesús predicó desde antes incluso de que éste se sacrificara. Nunca entendieron lo que Él pretendía, quizás porque los hombres al fin y al cabo somos demasiado débiles e imperfectos para un concepto tan hermoso como Jesús predicaba.
ya ves, se puede creer en Dios y al mismo tiempo ser crítico con esta institución tan desvirturada desde siempre, y que no va a dejar de estarlo jamás.
como tú dices, con tantas cosas que quedan por hacer...

bang dijo...

Sí, amigo, es cierto. Enterraron a Jesús en cuanto les corrompió el poder. Una vez más, creo que Jesús echaría a toda esa curia de su templo... no son más que mercaderes del poder...