viernes, 14 de noviembre de 2008

EL FANTASMA PERDIDO

Ahora que se estrena la quinta entrega de “SAW”, parece que, sumergidos en una nube tóxica de marihuana, el verdadero terror nos viene dado de las últimas confesiones del señor del bigote, ese que en un intento de resultar dueño eterno de la verdad verdadera, nunca mueve el labio superior (clara maniobra estática para mostrar firmeza).
Y viene diciendo ahora, como pago, supongo, de servicios pertenecientes a un pasado no tan lejano (aunque ya olvidado), que: "Bush nos ha trazado la vía a seguir y nos ha transmitido la herencia de la libertad" ¡Dios! A este paso, ese personaje pequeñín que sumido en batallas extrapoladas de la realidad, no ha tenido tiempo de preocuparse de los problemas de su país, acaba con una placa en el Congreso como Sor Maravillas.
Parece que nunca nos vamos a librar del espectro fantasmagórico de un ex-presidente, que, dicho sea de paso, ya no gusta ni a los suyos porque siempre acaba siendo impertinente para todas las partes, o sea, que parte y reparte…. Y se queda con la subvención del ayuntamiento de Madrid al equipo universitario de Georgetown ¿? PUAFFF!
También se atreve con la predicción del futuro (¿se creerá un profeta de a.c.?) “La historia hará justicia y pondrá a cada uno en su lugar.”Refiriéndose al mandatario estadounidense. NO. Oiga mire usted, eso ya está sucediendo; de momento se marcha de la Casa Blanca, y no sólo porque no pueda repetir, sino porque el pueblo americano se ha dado cuenta que nunca debería haber repetido. Y quien sabe, tal vez el desprecio vaya más lejos y acabe dando conferencias en la Complutense de Madrid (por aquello del puente aéreo: Georgetown-Azores-Madrid.) capital de ese estado europeo que no ha querido nombrar en los últimos seis años, o lo que es lo mismo, fantasmas de su niñez que posiblemente acaben fastidiándole el sueño.
Y suma y sigue:
“El mundo reconocerá la entrega a causas nobles y justas de George W. Bush”. Sí, si ya lo está haciendo, ya.
“Su determinación ha sido fundamental para combatir la tiranía y la barbarie”. Sobre todo para que este pobre energúmeno se creyera un Dios.
“Hoy, hay menos dictadores asesinos y menos gobiernos en condición de proteger terroristas”. Y también más países en la cuerda nuclear, para que nos sintamos más seguros.
“El 11 de septiembre de 2001 se produjo un ataque brutal para aniquilar la libertad, y el hecho que desde entonces no se haya repetido, es una prueba del éxito del líder estadounidense”. ¿No paso algo el 11 de marzo del 2003 en España, y el 7 de julio de 2005 en Londres?...
“parece honesto reconocer que George W. Bush ha trazado la vía que debemos seguir en el futuro. Nos ha transmitido su mejor herencia: la herencia de la libertad”. Cada cual puede pensar lo que quiera, mi humilde opinión, es que este señor pequeñito la única vía por la que ha querido pasearse es la “Vía Láctea”, y fue en ese trazado donde encontró adeptos a su causa que le siguieron, intentado vestirse con el uniforme de la grandeza y el zapato de cristal, arrastrando a países enteros a navegar en las aguas de un río lleno de troncos podridos y mentiras rellenadas con titadine.

Paralelamente, según la agencia Reuters, también es noticia que el número de civiles iraquíes y soldados estadounidenses muertos en Irak, a llegado a su nivel más bajo desde que comenzó la guerra en el 2003. Según cálculos del Gobierno, 238 civiles murieron este mes, alcanzando el número más bajo desde que las fuerzas estadounidenses invadieron el territorio. Las cifras muestran una baja radical en relación al año pasado: durante octubre del 2007, 758 civiles murieron, mientras que entre septiembre del 2006 y agosto del 2007, la cifra nunca bajó de 1.000.
¿Sabrá José María Aznar multiplicar estas cifras por el numero de meses?

6 comentarios:

SERGIO AZNAR dijo...

Cuando las he leído hoy he pensado que hay gente que se ha creido tanto su papel que se ha ido definitivamente de este mundo.....

Cuando presentó el libro Planeta Azul (no verde), dijo una también gorda aunque como había dicho tantas ese día, no oí que nadie la comentara.

Dijo que era ecologista y que se podían hacer muchas pequeñas cosas para ayudar, pero una grande que se podía hacer era fomentar la energía nuclear. ¡La energía nuclear como medida ecológica!. Si no hubiera tenido el cargo que tuvo y cada vez que habla la gente no lo relacionara con nuestro país, casi me haría gracia.... pero así, me da terror.

ARMACHÍ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ARMACHÍ dijo...

¿Fue cuando confundió climatológia com metereológia?
Además, también dijo:
"Cuando entramos en uno de esos ciclos écono-climáticos que se
suceden cada vez que un Gobierno socialista llega al poder en
España, los abanderados del apocalipsis climático exigen dedicar cientos de miles de millones de euros… pero no a paliar el hambre o la pobreza; no a vacunar a la población del tercer mundo de enfermedades que allí resultan mortales; no a garantizar el acceso al agua potable o al alcantarillado en buena parte del mundo subdesarrollado. No.
Exigen que esos recursos se destinen a causas tan científicamente cuestionables en su viabilidad como ser capaces de
mantener la temperatura del Planeta Tierra dentro de un centenar de años y resolver un problema que quizá, o quizá no, tengan nuestros tataranietos."

¡Que derroche de inteligencia, que sabiduría!
¿Cómo no va ha darte terror, amigo mío?

Anónimo dijo...

Al enterarme de las declaraciones de nuestro ínclito ex, no he podido resistir la tentación de transcribiros un artículo de Juan José Millás publicado en el diario EL PAÍS, el 25 de mayo de 2007.
Allá va, y con su lectura profundizaqréis más en el conocimiento de la personalidad de tan 'insigne figura', o... habría que decir figurín?. El artículo lleva por título 'EL HOMBRE'
"El hombre en cuyos mítines se gritaba Pujol, enano, habñla castellano. El hombre que enseguida comenzó a hablar catalán en la intimidad. El hombre que casó a su hija en El Escolrial.El hombre que se fotografiaba con puro, copa y con los pies encima de la mesa al lado del emperador del universo. El hombre cuya mirada competía en penetración, agudeza e ingenio con la de Bush. El hombre que al dar una rueda de prensa en tejano inspiró la mejor campaña antidrogas de la historia (así te ves tú, así te ven los demás). El hombre que al alba, con viento favorable, conquistó heroicamente la isla de Perejil. El hombre que se apuntó a una ocupación ilegal. El hombre que mirando a los españoles a los ojos aseguró: créanme, hay armas de destrucción masiva. El hombre que profetizó que aquella invasión criminal pacificaría la zona. El hombre que el 11-M, tras deducir lógicamente que el atentado era una respuesta a su apoyo a la guerra de Irak, mintió y mintió a los españoles, intoxicó a los directores de los periódicos y engañó a las cancillerías. El hombre que frente al mayor atentado de la historia de España no convocó el pacto antiterrorista. El hombre que montó una manifestación sin negociar el lema, ni el lugar ni la hora. El hombre que tras la derrota del 14-M corrió a la tele para decir que él no había perddo las elecciones, porque el candidato era Rajoy. El hombre que se apuntó a la teoría de la conspiración. El hombre que en sede parlamentaria habló de desiertos y montañas (nevadas). El hombre del Movimiento de Liberación Vasco. El hombre del sabremos ser generosos. El hombre del terrorismo no se usa en la lucha partidista. El hombre del responsable de un atentado es el autor del atentado. El hombre del responsable de un atentado es Zapatero. El hombre que tras dejar el Gobierno se paseó por el mundo hablando mal de su país, como un embajador inverso. El hombre que de joven no se atrevió a llevar melena. El hombre que estuvo en contra de la Constitución, del divorcio y del aborto. El hombre de fuertes principios religiosos. El hombre al que nadie dice a qué velocidad se conduce, ni cuántas copas se toman. El hombre que asegura que no votar al PP es votar a ETA. El bodeguero mayor de Castilla. El marido de Ana Botella. El inspector de Hacienda. El hombre. Vuelve el hombre."
¿Verdad que no tiene desperdicio este artículo?
Imprimidlo y gardadlo tal y como hice yo el día de su publicación para, de vez en cuando, leerlo no olvidar quién fue el 'presi' de todos nosotros.
Un saludo y hasta pronto.
Fidel.

ARMACHÍ dijo...

Fidel...Me dejas sin palabras!

Anónimo dijo...

Mientras Aznar nos llevó a donde nadie quería ir, Zapatero nos lleva a donde todos quieren estar. Mientras Aznar se empeñó en subirnos a la apisonadora del unilateralismo, Zapatero logra que estemos presentes allí donde se hablará de futuro, del fin del capitalismo salvaje y de multilateralismo. La diferencia es clara. Y todavía Rajoy se pregunta ¿quién nos ha llevado a Washington? Cómo si España no debiera estar ahí por derecho propio. Somos no sólo uno de los diez países más desarrollados y con mayor renta per capita del mundo sino, mal que le pese a la derecha, un país de referencia. Un referente de lucha por la paz y contra la pobreza, de apuesta por la cooperación al desarrollo, por la ampliación de derechos, por la igualdad, la inversión social y la construcción del estado del bienestar. Además, gracias a la política exterior del Gobierno Zapatero, tan criticada por el PP, hemos conseguido pasar la página del bochorno en el que nos sumió el Gobierno Aznar. Más aún, España ha conseguido ser un país respetado por los grandes y querido por todos los demás. Así es que cuando Rajoy, menospreciando como siempre a España y a su Gobierno, pregunta si estamos en Washington por Morales y Chávez o por Sarkozy y Bush, pone de manifiesto su falta de confianza en el pueblo español.


España está en Washington porque tiene que estar, porque es de justicia y porque tiene mucho que aportar. Sí, el Gobierno de España no sólo se va a sentar sino que además hablará. Por lo demás, sorprende que un político español hable siempre con tanto desdén, como habla Rajoy, de presidentes de repúblicas latinoamericanas que son presidentes electos o tan electos como lo fue el señor Aznar. Sorprende que Rajoy tenga tal bajón de autoestima y piense que si estamos donde estamos es por los demás y no por nosotros mismos. Estamos en Washington porque, en su momento, dijimos lo que pensábamos sobre una guerra ilegal, inmoral e injusta y nos ganamos el respeto de muchos, porque con Sarkozy nos entendemos bien y sin complejos, y porque nos consideramos un país más en el concierto de los pueblos hermanos de América Latina. Una realidad, la latinoamericana, con mucha fuerza y futuro, con la que Aznar nos enfrentó y con la que Zapatero nos ha reconciliado. Estamos en Washington porque han sido muchas las voces aliadas: la Unión Europea, América Latina, países asiáticos… que han salido a defender públicamente la necesidad de contar con España. Y todo ello sin necesidad de ceremonias de sometimiento a otros o de viajes chulescos como aquellos a los que nos tenía acostumbrado el Gobierno del Partido Popular.